sábado, 15 de enero de 2022

Huérfano de madre

 

 



Su primera relación fue con un hombre que resultó ser un monstruo. Le dejó innumerables heridas en su cuerpo y en su espíritu.

Le prometió tenerla en un altar y adorarla de por vida; muy al contrario, la inmoló en él, sacrificó sus gustos y necesidades, con el único propósito de satisfacer sus caprichos.

Le dibujó un paraíso en la tierra en cuanto estuvieran juntos, y en cuanto lo estuvieron, conoció el infierno y sus infinitas miserias. El dolor, la humillación y la degradación progresiva de su persona fueron sus condenas.

A ella, le hubiera bastado un poquito de cariño. Un trato respetuoso. Incluso con tan solo recibir una caricia de sus violentas manos o una dulce palabra entre tanto insulto de su boca, se hubiera conformado.

Su salvación fue conocer a un ser sensible y emocional, que vagaba por el mundo buscando un corazón gemelo; alguien como ella, necesitado de reconocimiento y cariño. Enseguida conectaron. El rechazo inicial que sintió al verle por primera vez a causa de su fealdad, fue mitigado al descubrir su belleza interior, por la ternura desplegada tan solo por complacerla. Sabía escuchar, le gustaba la naturaleza, era pacífico e inteligente. Elocuente; hablaba varios idiomas y la lectura le apasionaba.

Y eso muy a pesar de que nunca lo tuvo fácil. Todos le rechazaban; el primero su padre, que lo tachaba de demonio, miserable y desgraciado. Eso le amargaba. No en vano el hijo de Víctor Frankestein carecía de alma pero no de sentimientos.


Derechos de autor: Francisco Moroz



Mi relato, como habréis podido comprobar  esta basado en el personaje de la obra de la escritora Mary Shelley 
Me he tomado ciertas licencias a la hora de comparar a un hombre con un monstruo y a un supuesto monstruo otorgarle (como así aparece en el libro) atributos humanos..
Hago algún guiño, por otro lado al "infierno" de Dante, y a la obra de Milton, "el paraíso perdido"



68 comentarios:

  1. Siempre hay un roto para un descosido, me gusta el desarrollo del micro y como esta mujer pasa de las manos de un monstruo "normal" a encontrar el amor verdadero en un monstruo solo por en apariencia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa fue la idea; descubrir que tan solo por las apariencias no se puede juzgar al individuo.
      Muchas gracias por tu comentario Ángel.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Como suele ser habitual en la mayoría de tus relatos, has dejado para el mismísimo final la clave que resuelve el enigma, y mientras tanto te recreas en una descripción de hechos que atrapan al lector a pesar de, o precisamente por, el misterio que encierran. Has logrado un muy buen micro con esa mezcla de referencias literarias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me pasa lo mismo ¿Verdad? En el final intento resolver todo el misterio que voy dejando por el camino como miguitas de pan. A lo mejor tengo espíritu de Hamsel.
      Un abrazo, Josep. Siempre tan amable.

      Eliminar
  3. Muy buen título y magnífico desarrollo dejando para la ultima🤩 linea, la solución. El encuentro con el "monstruo" se produce con la niña más crecida y experimentada (desgraciadamente), y se convierte en una relación más curativa, que aleccionadora (para aceptar al diferente, con la niña).
    Saludoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese detalle de la historia original en que el "monstruo" se encuentra con la niña, está muy bien traído. Has enriquecido con tu comentario este pequeño relato. Mi agradecimiento.
      Un saludo, Gabiliante.

      Eliminar
  4. Precioso micro, Francisco. has tenido una muy buena idea transmutando el hombre en monstruo y el monstruo en hombre. Leí hace años Frankenstein o el moderno Prometeo y me encantó. El personaje del «monstruo» es tan tierno y emotivo, tan maltratado y tan necesitado de afecto que me conmovió. Aquí le has hecho justicia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que entre un humano maltratador y un monstruo sensible, prefiero al segundo aunque sea de apariencia más desagradable. lo importante es la verdadera humanidad del individuo en cuestión.
      El que escribe manda, y en este caso era de justicia dejar a cada cuál en su sitio.
      Otro beso para ti, Rosa.

      Eliminar
  5. ¡Hola, Francisco! Magnífico micro, diría que el ejemplo perfecto de lo que es el reto. Una historia en la que juegas con el personaje dándole una nueva historia y un nuevo enfoque. En este caso sirviéndolo de salvavidas para esta mujer que se estaba ahogando en esa vida enjaulada por el verdadero monstruo. Fantástico. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pareció adecuado en esta ocasión rescatar de la ignominia y la mala prensa a un personaje clásico, creado a base de remiendos humanos, sin alma, pero sin malicia. Puro en la génesis; como apunto Rousseau cuando decía: "El hombre es bueno por naturaleza pero que es la sociedad la que lo corrompe."
      Agradezco como siempre tu paso por aquí y tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Francisco, me ha gustado mucho tu relato. Un gran homenaje al personaje creado por Mary Shelley y un argumento atractivo donde la "monstruosidad" no reside en el físico sino en el interior de los seres. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el interior. Tú lo has dicho con acierto, reside lo mejor y lo peor de cada uno. No se le puede echar la culpa ni a Dios ni al diablo. No hace falta ir tan lejos en nuestra acusatoria.
      Un abrazo, Ana.

      Eliminar
  7. Hola Francisco , muy buen micro en este caso , yo pensé que ella era la maltratada
    pero resulto que no , era ella , dentro de lo malo , los que creemos que son los monstruos , no
    son tan malos como nos creemos , en este caso el tenía muy buen corazón , me alegro de esta visión tuya de
    Frankenstein , me a gustado mucho de verdad , te deseo un feliz Domingo besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Flor, no te equivocaste al pensar que la mujer es la maltratada por un hombre que es un monstruo y que más tarde encuentra a un "monstruo" que tiene más sentimientos y delicadeza que muchos humanos. Las apariencias casi siempre engañan
      Gracias por leerme y comentar.

      Eliminar
  8. Tu relato no tiene desperdicio de principio a fin, donde se despeja la incogníta en el último momento. Magnítica aportación al reto de David.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Macondo. Con tan pocas lineas es difícil construir una historia con pies y cabeza; por tanto si a ti te pareció completa; me puedo sentir muy satisfecho.
      Un abrazo, compañero.

      Eliminar
  9. Estupenda combinación y mejor recreación. Me ha encantado. Un besote y feliz año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amiga. feliz de que te haya gustado la forma y el fondo.
      Besos.

      Eliminar
  10. Muy buen micro y desde luego hasta el final no sabes. Bien logrado. Muchos éxitos en el reto del Tintero.
    Un beso y muy feliz año

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Conxita. El reto es personal y siempre salgo con un poquito más de tablas.
      Gracias.
      Un beso, amiga.

      Eliminar
  11. Me ha encantado como lo has escrito, el final es muy tierno.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Conchi. La ternura es propia de los humanos capaces de sentirla. Los hay, que parecen no tenerlos.
      Un abrazo también para ti.

      Eliminar
  12. Hola Francisco, bello relato, como bien dice la frase de Saint Exupéry :"lo esencial es invisible a los ojos", la ternura, el amor fueron dados por el ser quizás horrendo para otros, no era lindo físicamente pero sí hermoso en sentimientos, me encantó, un abrazo Patricia F.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto que ese podría ser un acertado resumen del relato.
      La presencia física externa engaña a los sentidos. La profundidad del alma, junto con los sentimientos son algo que hay que explorar en profundidad. Aunque es reflejada por los ojos.
      Otro abrazo para ti, Patricia.

      Eliminar
  13. Hola, Francisco. Lo que mas me ha gustado, a parte de como has narrado la historia , es la naturalidad con la que has provocado la coincidencia de estos dos seres en busca de un alma donde resguardarse. Buen aporte al reto. Un abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos, o casi todos, deambulamos por la vida como buscadores de alguien que se complemente con nosotros. Quién comulgue o se identifique con las mismas necesidades, anhelos y deseos. Cuando lo encuentras, si es que lo consigues, te da lo mismo quien sea el desconocido que te enamora.
      Un abrazo, Pedro

      Eliminar
  14. ¡Qué bonito, Francisco! Me ha encantado el tono del micro y la vuelta que le has dado a la historia. Deja un poso de tristeza y de ternura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta,m toda historia de desamparo, injusticia o amor, deja ese mismo poso al que te refieres. Las emociones humanas, que dicen.
      Abrazos.

      Eliminar
  15. Hola Francisco, ¡genial micro!. ¡Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mery.
      Bendiciones también para ti.

      Eliminar
  16. Desde luego, a lo largo de tu micro he sentido una congoja interior de pensar en tanto sufrimiento. Al final entendí el porqué. Muy bueno. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá lo que sentiste, fue causado por la incertidumbre al pensar que el ser humano es tan frágil y vulnerable que no se vale por si solo para sufrir y gozar sin estar acompañado. Las penas son menos penas y las alegrías dobles, cuando estas con alguien que comparte contigo.
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  17. Tú aportas esta ocurrencia que hace mis delicias porque sigue los dictados del género gótico clásico ¡especialidad de terror que adoro! Leyendo tanta tribulación que marca el argumento , recuerdo siempre que , como dice La Salve , La Vida, es "Éste Valle de Lágrimas" Y me place la contundencia en la escritura que nos muestras. ¡Apúntate varios Ases!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has sido muy generoso con tu comentario y te estoy agradecido.
      Más que valle de lágrimas, yo lo denominaría como penoso viaje por la vida; lleno de incertidumbre, pesares, dolores y también, porqué no, pequeñas alegrías. Lo que cada vez tengo más claro, es que en compañía de la buena, este viaje se hace más llevadero y agradable.
      Un fuerte abrazo, Juan.

      Eliminar
  18. Me ha gustado mucho la visión que aportas del personaje de Mary Shelley, y esa contraposición entre la ternura y la maldad y violencia. Gran relato. Felicidades! Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un personaje, este del que se trata, algo contradictorio a nuestro entender. desagradable en su presencia física, y bello por dentro, como solo lo son los inocentes libres de toda maldad.
      Y aun careciendo de alma es capaz de amar de la manera más pura.
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Francisco, su micro es un secreto bien guardado hasta el final.
    Dejo mi saludo desde esta orilla del mundo: Colombia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es una táctica común que utilizo en mis escritos. Me gusta crear un relato ambiguo en el que la trama no deja pensar en un final diferente al esperado.
      Desde España te mando mi abrazo, Guillermo.

      Eliminar
  20. Dos seres totalmente complementarios. Muy buen micro y una perfecta alusión a la novela.
    Me ha gustado
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo bueno es que se encontraron.
      Gracias por leerme.
      Un saludo.

      Eliminar
  21. Ahhhh... Francisco. El monstruo de Frankenstein no tendrá alma pero sí sentimientos. No era malo, es que lo construyeron así.
    Un aplauso enorme a tu criatura. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La criatura te lo agradece. Je,je. Ya sabes que todos los seres nacen inocentes y la sociedad o el entorno les pervierte.
      Mi agradecimiento por tu comentario, Bruno.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Ese hijo, mitad persona mitad apaños, qué bien narrado, en su soledad profunda.

    Me ha encanatado, Un abrazo, y bonita tarde te deseo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los hijos son en mayor parte reflejo de lo que son los padres.
      Y el padre dejaba que desear bastante en su ambición desmesurada de ser como Dios.
      Un abrazo, Albada

      Eliminar
  23. Dicen que las apariencias engañan y eso es lo que me transmite tu relato.
    A veces si nos parasemos mas en mirar el interior de las personas y no su físico quizás podríamos encontrar ese cariño y ternura que todos necesitamos, solo hay que saber mirar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saber mirar, más que con los ojos, con el corazón. No prejuzgar de antemano por las apariencias. Efectivamente captaste bien el mensaje Tere.
      Que tengas un buen día.
      Mi abrazo.

      Eliminar
  24. Hola, Francisco. Me ha gustado tu versión del moderno Prometeo, qué poco se merece llevar el nombre de su padre o creador. En una sociedad tan superficial como la nuestra en tantos momentos y casos, es una delicia comprobar como haces justicia en tu relato para con los protagonistas. Muy buen micro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso como en la obra, a la criatura del Doctor no se la nombra con nombre propio; pues parece no tenerlo. Se le califica como monstruo, demonio etc... Eso dice muy poco del creador. cualquier padre lo primero que hace, es elegir un nombre apropiado para su hijo.
      por ello, su vida será una continua búsqueda del amor y el reconocimiento.
      Otro abrazo para ti, Carles.

      Eliminar
  25. El exterior de una persona con buena apariencia no dicta lo que se mueve en su interior. Esa mujer encontró lo que quería en el monstruo del hijo de Frankestein. Buen micro como siempre. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen.
      Cuando dos almas gemelas se encuentran, se fragua un destino de comunión que como una fuerte alianza, está destinada a perdurar.
      Un abrazo y buen día.

      Eliminar
  26. Francisco, me ha encantado tu micro. Siempre que he visto sus películas, las antiguas, he pensado que el personaje de Frankestein, a pesar de todo, era tierno y tenía sentimientos, así que tu final es fantástico. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El personaje realmente no deja de ser un niño que no ha perdido la inocencia; y eso a pesar de su apriencia repulsiva.
      De nuevo gracias por tu aporte.
      Saludos.

      Eliminar
  27. Guau, Francisco, te has atrevido con el personaje de una novela fantástica, el personaje que ha volado más que su propia historia, muy buen hilado todo, me ha encantado la imaginación y el derroche mostrado, enhorabuena!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco enormemente tu comentario.
      un personaje clásico, de lo mejor que ha creado un autor. merecía un final de historia feliz, al menos que terminara con el final de una búsqueda que se preveía interminable y sin esperanza de encuentro.
      Otro abrazo, compañero.

      Eliminar
  28. Hola, Francisco. Qué maravilla que el pobre Frankenstein consiguiera un final feliz. Me encanta!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya que pocos finales felices hay en el mundo real, démosle este a un personaje que se lo merece por méritos propios y sus esfuerzos denodados por ser mejor a pesar del resto de humanos que lo evitan.
      Otro abrazo para ti, Mirna.

      Eliminar
  29. ¿Quién era el monstruo, y quién el héroe? Buen micro, Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay más monstruos que los propios humanos deshumanizados. Es lo mismo de la coexistencia del ángel y el demonio dentro de la misma persona.
      Gracias por pasarte Matilde.
      Un abrazo.

      Eliminar
  30. ola, Francisco. Me has tenido intrigado hasta el final, como en ti es costumbre, por saber de quién se trataba. Muy bueno lo de no tener alma pero sí sentimientos y el título genial. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Isan.
      Lo de crear algo de misterio para desvelar un final inesperado, es mi firma personal. Me alegro de haberlo conseguido de nuevo manteniendo en vilo tu atención.
      Gracias y un abrazo, compañero.

      Eliminar
  31. Hola Francisco con ese padre es natural que todos escaparan al verlo. Has conseguido mantener la intriga hasta el final. Muy bueno
    Un abrazo
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces los engendros son los padres que no educan ni conducen a los hijos por el buen camino, dándoles las herramientas adecuadas para su enriquecimiento como personas. El ejemplo es fundamental en este caso.
      Y hay padres que no merecen serlo.
      Un abrazo, querida Puri.

      Eliminar
    2. Muy bueno,Francisco. Muy bien manejo narrativo. Aplausos.

      Eliminar
    3. Mil gracias Beba, por tus amables palabras.
      Abrazo.

      Eliminar
  32. Me ha encantado la antítesis comparativa, entre la fantasía idílica contra la realidad infernal. Y el monstruo mostró su faceta humana, y el humano, su faceta de demonio.
    P.D: haz elegido un buen cuadro para ilustrar tu micro. La obra de Alexandre Cabanel nunca deja de maravillarme.
    Un gran micro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Cynthia. En verdad esa es la esencia del relato. Mostrar la imagen distorsionada que muchas veces vemos de la realidad.
      La esencia del alma está adentro de cada uno esperando ser descubierta por los auténticos buscadores.
      Un abrazo

      Eliminar
  33. Hola, Francisco. Sabes con tu micro intrigar envolviendo sobre sí misma la trama esperando a la última frase que, a modo de clave resuelva el puzzle. Yo me quedo, para quitarle un poco de hierro en favor del humor, con el jovencito Frankestein. 🖐️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. buenas noches JM.
      Ya ves que tarde veo tu comentario, pero te respondo igualmente.
      Me irás conociendo en la forma de escribir mis historias; como bien dices, voy dejando pistas, que como miguitas de pan van indicando un camino. Al final nunca es lo que parece al principio.
      Agradezco como siempre tu interés y el comentario.
      Mi abrazo.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...