jueves, 20 de abril de 2017

Renovar o morir





El traje era auténtico al igual que los pantalones y la corbata. Todo de marca, todo recién planchado y acabado de entregar por el servicio de tintorería.

Gracias a los donantes se estaba haciendo con un buen fondo de armario. 
La única pega que encontraba, eran esas recalcitrantes manchas de sangre que se resistían a desaparecer del todo. 

Reminiscencias de sus víctimas que nunca se desnudaban voluntariamente.



Derechos de autor: Francisco Moroz

24 comentarios:

  1. Hacia una buena colección de ropas que desnudaba a sus victimas. Buen relato para una frase elegante. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elegante frase como los trajes robados a los muertos. Je,je.
      Gracias.

      Eliminar
  2. A ese lo pillan seguro. En cuanto pongan un poco de Luminol en sus ropas o le delate el tintorero, que acabará mosqueado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya que si lo pillan! Más que por la sangre por las características y el estatus de los difuntos que seguro son de alto poder adquisitivo según el vestuario utilizado.
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  3. Ese tipo va a tener que sobornar a los de la tintorería para que le guarden el secreto.

    Saludos y saludes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es un punto en el que va a tener que esforzarse el sicario.
      Un saludo Julio.

      Eliminar
  4. Un fondo de armario que nunca podrá lucir, a menos que aprenda a eliminar esas manchas delatoras. Una colección que nunca podrá enseñar. Y ojo con los de la tintorería...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena esos trajes de marca manchados. A lo mejor se les podría dar salida como atrezzo de películas de zombies ¡Pero claro! tratándose de su colección particular de uso privado, lo va a tener más difícil.
      Y cierto que tendrá que dar una escusa creíble a los de la tintorería. Aunque a lo mejor son chinos, y estos son sordos, ciegos y mudos con tal de hacer caja.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. O morir para renovar. Lástima de manchas de sangre porque además, basta que las sepas para que seas incapaz de olvidarlas y no verás otra cosa.
    Muy bueno tu relato.
    Por cierto, tienes comentarios muy raros.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras los que mueren sean los demás bastante le importa al asesino. El lo que quiere es hacerse con vestuario digno de lucir. Las manchas si no son muy elocuentes, pueden pasar desapercibidas o decir que son de tomate o vino.
      Los comentarios no eran tales y están donde les corresponde.
      Besos, amiga.

      Eliminar
  6. Pobres de ellos, de los involuntarios "donantes", pero menudo fondo de armario...¡lleno de trajes con manchas de sangre! Agggg ;-)
    Besos, Franscico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trajes peculiares y únicos. Me figuro que el individuo irá depurando técnicas para manchar lo menos posible a sus donantes involuntarios como tú los llamas.
      Y a lo mejor el toque "Mancha" se pone de moda como el toque "Arruga bella" que lo estuvo en su día.
      Besos Chelo.

      Eliminar
  7. A veces los asesinos más desalmados se encuentran con impedimentos que les enturbian sus maniobras, como que sus víctimas no quieran desnudarse antes y así evitar que dejen la ropa hecha un asco.
    No quiero ni pensar en el olor que debe desprender ese armario lleno de ropa así.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería mucho más fácil exponer amablemente a las víctimas sobre la noble intención de llenar un armario de ropa de calidad y evitar muertes y sobre todo manchas innecesarias.
      Mujer el olor será el del suavizante y planchado de tintorería, me figuro.
      Un beso

      Eliminar
  8. ¡Menuda forma de hacerse con un guardarropa de lujo! Sin duda tu prota tiene buen gusto y muy poquitos escrúpulos :P
    Buen micro, Francisco. Como siempre un final inesperado que sorprende.
    ¡Un beso y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los escrúpulos está claro que son más bien escasos en este individuo, pero la intención de hacerse con un vestuario digno es loable. Los medios no son los adecuados desde el punto de vista de los dueños de los trajes.
      Otros podrían entrar a punta de pistola en el senado y hacer que se desnudasen pacíficamente sus señorias. Ja,ja.
      Besos Julia

      Eliminar
  9. Vaya armario, una pena prendas que no va a poder utilizar, y ademas como entre CSI lo pillan seguro. un abrazo. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del CSI es una patraña. Eso de los polvitos mágicos y las pruebas de scaneres y luces ultravioletas. Todos tan listos que saben manejar máquinas sofisticadas y con conocimientos variopintos sobre fauna,flora, bioquímica,biología,ética,leyes, derecho penal...Si no saben agarrar siquiera la linterna o la encienden a pesar de haber luz.
      Estos no le pillan, ya te digo yo.
      Besos

      Eliminar
  10. ¡Cielos santo! Vaya con el fondo de armario de este tipo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espectacular. Originalidad al poder. Los hay que coleccionan servilletas de bar.
      Abrazo.

      Eliminar
  11. Ayyy estos asesinos que ya no tienen ni para trajes. Es que el negocio está muy mal, jajaja.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ea! O renovarse o morir como pone en el título.
      Besos.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...