jueves, 14 de diciembre de 2017

Lo imposible






Tardaría en encontrar la llave que necesitaba, pero no lo consideraba tarea imposible. 
No sería tan difícil como buscar una aguja en un pajar, una lágrima en la inmensidad del océano, el santo grial o la pluma de un ángel.

Era solo cuestión de empeño, tesón, ganas, esfuerzo, insistencia, paciencia, comprensión, sacrificio, detalle, dialogo, cariño, ternura, delicadeza, dedicación, afán, vigor, valentía, ímpetu, provocación, interés, vehemencia. Mucha voluntad, desvelos, ahínco, tenacidad y laboriosidad.


En cuanto la hallara, podría acceder al corazón de aquella mujer caprichosa, hacerla suya y vivir toda la vida junto a ella… Aunque bien pensado, casi que le resultaría menos penoso buscar un blanco unicornio.


Derechos de autor: Francisco Moroz



11 comentarios:

  1. Qué bonito, Francisco. La idea de buscar un unicornio siempre me ha parecido muy hermosa. Seguro que si esa mujer es tan difícil de conmover, es mucho más seguro buscar un unicornio.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Uf!, a esta altura yo debería tener un establo atiborrado de unicornios jaja

    Saludos salados, Francisco.

    ResponderEliminar
  3. Hablando de unicornios, estoy releyendo "En busca del unicornio" de Eslava Galán, y al protagonista creo que le va a ser más fácil encontrarlo que al tuyo contentar a su amada, pues no es difícil ni "ná"
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que abandone la idea de acceder al corazón de esa mujer, y busque al unicornio. Me parece mejor idea. Da la sensación que pasaría toda la vida complaciéndola y eso desde luego de amor tiene poquísimo, ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. La verdad yo de tú protagonista iría en busca del unicornio, porque muchas veces las expectativas de encontrar a la persona adecuada se hacen difíciles y a veces hasta imposible, de modo que mejor decantarse por el unicornio, posiblemente le resulte mas fácil. un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Cuando una mujer se resiste, es como buscar la llave en un lugar imposible. Mejor busca el unicornio. Muy bueno. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Creo que no vale la pena derrochar tanto ingenio y energía por algo que seguramente no vale la pena. Una mujer caprichosa, voluble, y seguramente egoísta, no le haría feliz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hay veces en que nos empeñamos en conseguir algo que no vale la pena, cuando tanto tienes que perseguir y no hay muestras de aprecio mejor ir a otros lugares en los que aprecien lo que se da.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Todo ese trabajo para conseguir el amor de una mujer... le deseo suerte para no morir en el intento.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  10. ¿Tan solo necesitaba eso para acceder? Pues si que lo tenía fácil...;-)
    Empeñarse en algo imposible cuesta tanto como encontrar esa llave. Más vale que se olvide...si puede.
    Un beso, Francisco.

    ResponderEliminar
  11. Coincido con todas las opiniones antes vertidas por mis compañeros/as, pues este pretendiente lo tiene muy crudo, asi que es preferible no perder el tiempo o encontrar al unicornio blanco.
    Por cierto, Francisco, observo que has hecho un gran ejercicio de sustantivación en ese segundo párrafo, te ha quedado genial.

    Un abrazo con todas las letras del alfabeto incluidas.

    ResponderEliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...