miércoles, 3 de febrero de 2021

Cuento para niños

 


Cojo tu mano y salimos corriendo de la casa; no aguantamos más las vejaciones y los abusos de nuestro padre. Tampoco la indiferencia de nuestra madre, que permanece muda ante tanta violencia gratuita.

Hemos sufrido hambre y frío a partes iguales y es hora de huir lejos para encontrar un destino mejor, a alguien que nos proteja en nuestra indefensión.

Llamamos a una puerta en la que pone: Hogar de acogida.

Nos recibe una amable y anciana mujer que pregunta nuestro nombre.

–Hansel y Gretel, –respondemos.


Derechos de autor: Francisco Moroz


11 comentarios:

  1. Pobres inocentes, no saben lo que les espera. Esto es salir del fuego para caer en las brasas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues van a pasar de pasar hambre a servir de alimento. Pobrecitos. razón tiene Josep Mª, salir de la sartén para caer en el fuego.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Salir de Guatemala para caer en Guatapeor. Que no les pase nada (ja, Ja...)
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola, Francisco.
    Lo que les espera es mucho peor, mucho, mucho. Qué lástima.
    Siempre nos sorprendes, :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. No se si le espera algo mejor, pero sus propios padres ya crueles.No le dieron nada de amor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Francisco! Jo, eso es como salir de Guatemala y caer en Guatapeor. Y es que hay personas que parecen que la desgracia la tienen pegada a la espalda y no hay forma de dejarla atrás. Divertida y a la vez cruda reinterpretación del clásico. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Pobrecillos, salieron de la sartén para caer en las brasas.
    Buen micro, padrino.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Ay pobrecitos lo que les espera.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Todos habéis coincidido en el mismo aspecto; con lo cuál os contesto a todos de una vez para no redundar en el contenido.
    Cierto que todas las situaciones de la vida son complicadas, planteadas como retos continuos a los que nos vemos forzados a asumir para mejorar nuestra situación o al menos para mantener un cierto estatus. No siempre acertamos; y en este caso dado que la decisión es la tomada por dos criaturas inocentes sin la madurez suficiente, y con la urgencia de la necesaria huida del hogar, no han atinado en la decisión tomada. no se trata de un relato serio como comprenderéis, más bien ha sido un ejercicio de adaptación espontánea de un cuento clásico para demostrar que dichos cuentos no fueron escritos precisamente para niños y que la realidad es más dura y cruda que lo que nos imaginamos. De ahí el título.
    Un abrazo para todos y cada uno de vosotros.

    ResponderEliminar
  10. Que ingenio!!!! En tan breve relato está todo dicho. Me encantó, lo bueno si breve dos veces bueno

    ResponderEliminar
  11. Lo que se llama: salir del fuego para caer en las brasas.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...