lunes, 24 de abril de 2017

Reflexión





A buen puerto llegaría
si mis ángeles custodios
me llevaran de la mano.

Si la suerte pasajera
viniera de vez en cuando,
o la caprichosa fortuna
derramara sus regalos.

Pero en tanto me conformo,
que tengo ángeles sin alas
habitándome la casa
a los que tender mi mano.

Siendo yo custodio de ambos;
teniendo suerte al tenerlos
y la fortuna de amarlos.

¿Qué mayor regalo que ese?
si antes lo pienso me callo.

Pues no necesito nada
al ser poseedor de tanto.
Ya no quiero ni deseo,
tesoros más grandes guardo.



Derechos de autor: Francisco Moroz

20 comentarios:

  1. Y que nos duren mucho tiempo Francisco. Precioso homenaje y precioso poema. Ya que, como dice Serrat, se llega huérfano a ese trago, al menos que estemos los hijos para ayudar a dulcificar las malas épocas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este poema está dedicado a dos ángeles que fueron pequeños duendes que llenaron mi casa de gritos y juegos.
      También puede aplicarse a esos otros más grandes a los que pareces referirte que en el momento menos esperado emprenderán el vuelo de nuevo a lugar donde corresponda.
      Nuestro acompañamiento en un caso u otro es siempre necesario amiga.
      Besos.

      Eliminar
  2. Un preciosísimo poema, Francisco. Es verdad que a veces pedimos sin apreciar lo que ya tenemos y la vida nos ha concedido con tanta generosidad. "Ángeles habitando tu casa": es una imagen tan tierna y reconfortante...

    Me voy de tu casa con la sonrisa puesta, ¡muchas gracias!

    Un beso de tarde, compañero afortunado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi padre me enseñó una oración que rezaba: " Dame todo aquello que necesito y no ser pedir adecuadamente"
      Pues pedimos sin saber que es lo que realmente necesitamos y si será adecuado a nuestras necesidades o muy al contrario, para nuestro perjuicio.
      Gracias por venir una vez más.
      Besos

      Eliminar
  3. Precioso poema dedicado a tus ángeles sin alas, qué mejor guardianes son para ti y tu para ellos. Cuidalos como el mejor tesoro. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso nuestros ángeles son nuestros hijos. Nuestro mayor tesoro y guardianes de nuestros afectos.
      Besdos

      Eliminar
  4. Un precioso poema sin duda a esos ángeles sin alas. un abrazo, y desde luego tampoco se te da nada mal la poesía. TERESA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias por tus amables palabras Teresa.
      Todos los seres tenemos alas con las que poder remontar vuelos que ni siquiera sospechamos poder realizar. Todo entra dentro de las capacidades y la consciencia de cada uno.
      Un beso.

      Eliminar
  5. A veces, no hace falta mirar al cielo para encontrar ángeles, están mucho más cerca de lo que pensamos. Tú te has dado cuenta de ello.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces lo que necesitamos es justo lo que tenemos y no sabemos apreciar.
      Besos

      Eliminar
  6. Qué bonito Francisco, de una manera sencilla y poética haces pensar en todo aquello que nos rodea y que es tan importante, aprender a valorar lo que tenemos, disfrutarlo, ser felices con ellos y dejar los imposibles para aquellos que gustan de perseguir siempre más..
    Me ha gustado mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la palabra a mi entender: "Valorar". Antes es descubrir lo que realmente necesitamos para ser felices, para vivir en paz con nosotros mismos, para sentirnos realizados en lo personal y poder compartir con los demás.
      Gracias Conxita por tu comentario.
      Besos

      Eliminar
  7. Ayyy que bonito. Esos dos ángeles que te acompañarán en la vida por siempre. Es lo mejor del mundo, no necesitas nada más.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni que lo digas compañera. esos dos ángeles sumado a un tercero son mi vida, y que menos se merecen que un poemita.
      Besos guapa.

      Eliminar
  8. Que bonito poema dedicado a esos dos ángeles! Me ha gustado mucho, un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María. Todo un placer verte por aquí. Gracias por quedarte.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  9. Me recordó la reflexión que dice algo como: "Caminaba triste porque no tenía zapatos, hasta que vi a alguien que no tenía pies".

    Saludos y saludes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valorar lo que se tiene no es resignación, es agradecimiento. Tu reflexión viene a decir lo mismo.
      Un saludo compañero.

      Eliminar
  10. Aunque sin alas, ángeles son esas personas que nos ayudan a alzar el vuelo en días difíciles o momentos complicados. Hay que ser agradecidos siempre con ellos.
    Bonita reflexión, sí señor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay ángeles a nuestro alrededor a los que no vemos pero presentimos. Los hay de carne y hueso que están siempre solucionando y remediando dislates por nuestra parte. Nunca les agradeceremos lo suficiente lo que hacen por nosotros.
      Besos.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...