jueves, 11 de enero de 2018

Deporte de riesgo





Bucear en el lago que había al lado de la casa se convirtió en una prioridad desde el fatídico accidente. 
Estaba asustado y el tiempo jugaba en su contra. Se sumergía cada mañana sin regatear esfuerzos.

Para ello, y después de salir del hospital, tuvo que aprender técnicas de submarinismo sometiéndose a un agotador entrenamiento diario.

Más costoso fue convencer a la policía sobre las circunstancias del suceso: Una distracción, una mala maniobra mientras aterrizaba la avioneta…

Ahora tenía que recuperar la droga que reposaba en el fondo, antes de que los que le contrataron la reclamasen. Si no, sería él, el que yacería en las profundidades calzando unos zapatos de cemento.


Derechos de autor: Francisco Moroz

20 comentarios:

  1. Qué trabajosa es la vida del narcotraficante, pilotar avionetas, submarinismo... Y además, arriesgada, que luego vienen los que te contratan y te pegan un tiro por no cumplir.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los oficios y los vicios dicen que son insolapables. En este caso puede ser literalmente y morir de un tirito (y no de coca) también.
      Gracias por comentar..
      Besos

      Eliminar
  2. Correcto, Francisco, Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un gusto verte por acá Iván.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Sorprendente relato.. gracias amigo por compartir tu re-creatividad .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si consigo re-crearos con lo escrito, me congratulo.
      Un beso amiga.

      Eliminar
  4. Pues no sé yo cómo saldría esa droga, al menos estaba en agua dulce. He visto hacer entrenamientos de ese tipo y son muuuuy arriesgados, así que le deseo suerte a tu prota.
    Un beso, Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imaginación de los traficantes a la hora de transportar la droga es infinita. Vete tú a saber si venía en paquetes impermeabilizados. Cuando las lanchas rápidas que trafican por el estrecho son sorprendidas por los helicópteros de la guardia costera, los narcos tiran la droga al agua. Si la rescatan más tarde y en que condiciones es otra historia.
      Besos.

      Eliminar
  5. Pareciera que ni los traficantes ni los drogadictos pueden liberarse totalmente de sus karmas. Hay una sombra sobre ellos que parcialmente siempre los acompaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero muchos viven a cuerpo de rey y se van de rositas a pesar de la presión que puedan ejercer sobre ellos las fuerzas del orden. Y como conciencia no tienen al igual que perjuicios por el mal que hacen en muchos consumidores, como que se la trae al pairo.
      Gracias por tus letras.
      Saludos Julio.

      Eliminar
  6. Vaya, si que se arriesgo tú prota si, en fin espero que antes o después encuentre la droga si no mal lo veo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se yo si esto se podría considerar un oficio de riesgo en si mismo. Lo que está claro que el que juega con fuego se quema, y el que gana dinero rápido con estas cosillas al final cae. En este caso literalmente y al agua, con avioneta y droga incluida.
      Sabía a lo que se exponía.
      Un beso Teresa.

      Eliminar
  7. Bueno, ha salido del accidente, pero igual no sale de la venganza. O de las clases de buceo. Los lagos son muy traicioneros.
    Buen comienzo para una novela negra.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La suerte de sonríe hasta que te da la espalda, entonces es cuando ves el cuchillo que escondía y lo traicionera que es tantas veces que decía estar de tu parte.
      No se yo si sería un buen comienzo, yo no sabría por donde seguir.
      Un beso Rosa.

      Eliminar
  8. Hola Francisco, entiendo que este relato parte de un reto que comienza con la entradilla en azul. Bueno de la manera que sea y como es habitual, has hilado una historia imaginativa y a vida o muerte. Ya puestos, hay una película y que me sorprendió porque no esperaba mucho de ella, que con el narcotráfico como protagonista, deja unos momentos bastante divertidos dentro del cine espectáculo: Barry Seal con Tom Cruise.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es, amigo, un reto semanal en el que me empeño en participar como entrenamiento de mi imaginación.
      La película la tengo prevista de ver, pero todavía no he encontrado el momento.Prometo que lo haré.
      Muchas gracias por tu atento comentario, siempre es un placer contar con él.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Muy logrado el micro a partir de esa entrada obligada. Muy creíble e ingenioso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, sabes que me animan.
      Otro abrazo para ti Josep.

      Eliminar
  10. Mira que eres imaginativo Francisco, pero desde luego ese prota tuyo va a tener que darse prisa porque con ese "negocio" no se acaba bien.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que se arriesga con este tipo de empresas sale la mayor de las veces traspellado o escabechado, ya puede darse prisa y recuperar lo perdido, pero aunque lo consiga no creo que aprenda ninguna lección y tarde o temprano caerá.
      Un beso, amiga.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...