miércoles, 22 de mayo de 2019

Utopía reciclada





Un corazón de lana y acero comenzó a latir rítmicamente. Plástico, vidrio y cartón, como componentes principales.

Se había convertido, en la primera joven inventora revelación del panorama científico del momento. Había sido capaz de crear vida inteligente a partir de materiales reciclados.

Recibiría el premio nobel, daría conferencias en las universidades de mayor prestigio, y escribiría varios libros sobre su increíble descubrimiento.

Las horas que había robado al descanso a causa de los estudios y la experimentación habían dado sus frutos. Ahora, la felicitaban insistentemente unos desconocidos, dándole palmadas en la espalda que la despertaron, preocupados por su estado catatónico; apoyada como estaba en el contenedor de basura, con una bolsa amarilla fuertemente agarrada en la mano.

Derechos de autor: Francisco Moroz



9 comentarios:

  1. Cuando el campo de investigación es novedoso tiene sus inconvenientes. A la pobre investigadora lo mismo la encierran en un psiquiátrico porque creen que tiene el síndrome de Diógenes...
    Buen relato y muy original.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Yo, lo interpreto distinto que Kirke. Yo creo que todo ha sido un sueño. Tanto hablar de la conveniencia de reciclar, la joven se ha quedado junto al cubo con su bolsa de materiales reciclables, pensando en lo que se podría hacer con ellos y ha entrado en un estado de catatonia.
    Como ves, Francisco, ya has conseguido dos interpretaciones diferentes. Creo que eso es síntoma de que tu relato es bueno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hay que admirarle sus ambiciones ehh pienso que solo estaba imaginando su futuro, que no es lo mismo que fantasear.

    ResponderEliminar
  4. A mi después de leerlo varias veces me ha venido esa frase que igual no viene a cuento "la fama cuesta ganarla" y es que el mundo de la investigación es poco agradecido y muy sacrificado, y por desgracia sale mucho más a cuenta pasarse al mundo del cotilleo y de oficio tertuliano.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo mira comparto mas la opinión de Rosa en este caso.
    Corto pero muy bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. A mi me parece que como va el mundo del reciclaje, todo es posible, si nó tiempo al tiempo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ya hija basta de soñar y póngase a actuar, que el mundo cambia cuando hay voluntad.
    Te dejo un abrazo, Francisco.

    ResponderEliminar
  8. Pues yo diría que de ilusiones también se vive, y de la ilusión al sueño solo hay un paso.
    Difícil debió resultar sacar un microrrelato a partir de una frase inicial tan "especial", jeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. También yo pienso que la chica se ha quedado traspuesta e imagina lo que podría llegar a hacer. Pues, como dice Julio David, "Hija, basta de soñar y póngase a actuar". Y es que es verdad, se nos va la vida imaginando y no actuando.
    Francisco, tus micro son provocadores, despiertan múltiples interpretaciones, no dejan indiferente a nadie. Bravo por ti.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...