lunes, 31 de octubre de 2022

Una sola condición

 



Menuda decepción la mía. Debo aprender a no poner tantas expectativas en mis nuevas relaciones. Este último ha sido el no va más de los despropósitos.

En nuestra primera cita me juró amor eterno, me trataría como a una reina. Haría por mi todo lo que le pidiera. Conquistaría el mundo, se enfrentaría con cualquiera que pretendiese alejarme de su lado. Hasta me dijo esa frase tan manida: Te bajaré la luna si te complace.

Nos dimos otra oportunidad con un segundo encuentro.

Por teléfono le pregunté: ¿Vendrás a buscarme?

Y me contestó: Solo si no llueve.



Derechos de autor: Francisco Moroz

14 comentarios:

  1. Ja, ja, ja. Una respuesta de lo más decepcionante y clarificadora a la vez. Pero ya se sabe aquello de "si el tiempo y las autoridades lo permiten".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No ha durado mucho la idílica realación. La mujer es romántica y el hombre realista. Cuantas decepcionantes relaciones vamos dejando atrás.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, qué problema hay: que vaya ella, te apuesto que tiene hasta paraguas. Al abrirlo, se lee "Igualdad de géneros" ajaja
    Un abrazo, Francisco.

    ResponderEliminar
  4. Ja, ja, es fácil ofrecer la luna cuando no se piensa ofrecer ni una ligera mojadura. Prometer si no se piensa cumplir ofrece posibilidades infinitas. Muy buen micro relato.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Yo, en la línea de Julio David, le hubiera preguntado: ¿vienes tú o voy yo? y a ver cómo sigue. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Vaya respuesta, no me la esperaba, es como si vas a los toros no? si el tiempo no lo impide pues l omismo, y ¿que no hace un buen paraguas por favor? jee, la verdad sorprendente respuesta.
    Buen micro sin duda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Entre expectativa y realidad siempre hay una diferencia, y en algunos casos un abismo

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar
  8. El desengaño de la idealización enseña.

    ResponderEliminar
  9. Lo contrario del romanticismo es la visión práctica de la vida, algo que le sobra a tu protagonista. Me cae simpático.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Francisco:
    Compresible su respuesta: ¿cómo iba a cargar con la Luna si estaba lloviendo, no tendría mano pata sujetar el paraguas?
    Un abrazo, Francisco.

    ResponderEliminar
  11. ¡Que respuesta más decepcionante! Con lo bonito que es pasear bajo la lluvia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo8:23 p. m.

    Por qué sera que me suena familiar esa frase , pero a mí me la dijeron así
    Iré a verte esta noche cuando acabe el partido de fútbol¿ Cómo te quedas , eh? Jajajaja muy bueno tu micro , besos de flor.

    ResponderEliminar
  13. Tu minirelato me ha recordado una canción de Sabina: Hay amores eternos que duran lo que dura un corto invierno.

    ResponderEliminar
  14. ¿Es motivo de decepción? La lluvia puede ser un gran obstáculo.
    Y una cita se puede postergar, sin que se abandone.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...