sábado, 1 de julio de 2017

Una gran injusticia





Siempre he tenido mucha fe en el sistema judicial. Creí que la ley me salvaguardaría de las tropelías de los que atacan a los que nos ganamos la vida como podemos.

Ahora estoy aquí sentada y esposada en medio de dos uniformados con cara de malas pulgas, siendo acusada de infligirle daños a la cajera de un local.

– ¡Total! Unos mechones de pelo menos y un ojo a la funerala que importancia pueden tener ante la descortesía de no querer atender mis requerimientos.

También por agredir a los de seguridad, que quisieron atraparme en un descuido, llevándose el primero una patada en sus partes nobles, y el otro un golpe en las piernas con un bate de béisbol que casualmente llevaba en la mochila para una emergencia como esa.

-No aceptan como atenuante la defensa propia.

Igualmente me culpan de desorden público, pues al salir corriendo y con las prisas, intenté parar un taxi poniéndome delante de uno que me esquivó con pericia para ir a estrellarse contra el escaparate de un bar.
Espantada ante la algarabía que se formó en el lugar de los hechos empecé a gritar histérica a los transeúntes, más que nada para que se calmasen y me ayudaran, consiguiendo que alguno de ellos llamara con su teléfono móvil a emergencias, mientras otros desconsiderados grababan la hecatombe.

– ¡Putos traidores!

En unos minutos apareció la policía derrapando con sus coches, saliendo precipitadamente de ellos. Me amenazaron sin compasión hasta hacerme llorar de los puros nervios. Me esposaron y llevaron al calabozo.

Ahora en el juicio también me imputan posesión de armas. No aceptan mis explicaciones y me dicen que lo de salir “escopetada” era literal y no una lindeza lingüística de la RAE. Que me pregunto yo, que qué sabrán los del Real Automóvil Club Español sobre infringir leyes penales.

Estos jueces “estrella” nada más que van a por los pobres que como yo, se ganan la vida atracando bancos.

Qué razón tenía mi madre cuando me decía:
“Hija tienes que estudiar económicas. Los banqueros son los únicos ladrones que jamás van a la cárcel.”

El único consuelo es saber que con estos calores pasaré una buena temporada a la sombra, no me engañan con que eso es una simple metáfora. Seguro que se trata de otra de esas triquiñuelas que utilizan los fiscales para duplicar la condena de cárcel.



Derechos de autor: Francisco Moroz


Relato presentado al reto de las tres palabras, de la comunidad relatos compulsivos.




36 comentarios:

  1. Pobre muchacha. Total por unos golpes de nada. Cuanto más le hubiera valido hacer caso a su madre y haberse hecho banquera. Si es que las madres siempre tenemos razón...
    Muy bueno, Francisco. Ya fue el fallo?
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La muchacha inocente y simple como el mecanismo de un bebe se pregunta donde está la justicia igualitaria de unos y de otros.
      Los banqueros ladrones se van de rositas y los honrados atracadores de sucursales a la cárcel.
      ¡Que no, que no hay justicia que valga!
      Otro besos para ti Rosa.

      Eliminar
    2. Por cierto, si tuvo lugar el fallo y quedó en segundo puesto.

      Eliminar
    3. Pues muy buen puesto. Felicidades.

      Eliminar
  2. Ja, ja, Javier, ¡qué relato tan divertido! Me he reído un montón. Cada día logras mejor ese punto de humor que desprenden muchos de tus escritos. Es una gozada leerte. Gracias por ello.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El irónico es el mejor de los humores. El sarcasmo el mejor remedio para evitar el insulto soez y la grosería.
      Como me alegra el saber de tus risas. Es lo más difícil de conseguir de un lector. Imagina mi satisfacción.
      Un abrazo amigo.

      Eliminar
  3. Pues nada que como no estudió para banquera asíse ha ido en la vida. Un relato muy bueno y divertido. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que estudiar más y prepararse para el futuro, que lo dicen todas las madres y no las hacemos caso hasta que es tarde.
      ¡Cachis!
      Besos.

      Eliminar
  4. Genial relato. Me parece muy divertido. Pobre mujer que injusta es la justicia.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los que la ejercen se ríen muchas veces del perjudicado, del eslabón más débil de la cadena. Un buen fajo de billetes en algunos casos, pesan más en la balanza de la ciega justicia que todas las razones, atenuantes y circunstancias que alegue el acusado.
      La ley es dura, pero es ley...para los de siempre, claro.
      Besos.

      Eliminar
  5. Si es que las madres son muy sabias y deberíamos hacerles más caso. Lo que se hubiese ahorrado la pobre chica siendo banquera, además de los privilegios añadidos que tendría... Un relato muy divertido con un fino toque de humor, que te engancha desde el principio.

    Mil besazos y muchísimas gracias por tu magia hechicero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La magia la ponéis vosotros con vuestros comentarios.
      Tanto estudiar tampoco vale para mucho a no ser que sea para juez y puedas maniobrar con las leyes favorecedoras y obrar a razón de tus propios intereses creados.
      Besos también para ti, amiga.

      Eliminar
  6. Y es que todo depende de la óptica con que se mire!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Faltas leves. ¡Total! intentar robar un banco no tiene la mayor importancia, dado que los bancos nos roban y a los propietarios no les ocurre nunca nada. bueno sí, que se jubilan con suelos vitalicios y millonarios.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Las madres siempre tenemos razón, jajaja
    Muy bueno Francisco, con esa fina ironía sobre esa justicia tan injusta y que no trata nunca por igual.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo desconfío de lo que es justo, se juega mucho al despiste y uno no sabe a que carta jugar.
      También me enseño mi madre que: "El que roba a un ladrón tiene cien años e perdón" y sin embargo a la pobre chica la detienen por ello. No se, no se.
      Un beso Conxita.

      Eliminar
  8. Jajaja pues sí, tendría que haber seguido los consejos de su madre, le habría ido mejor. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la hora de la verdad los buenos consejos no sirven para nada si se cruza en tu camino un fiscal o un juez que te quieran hacer la vida imposible.
      Besos, guapa.

      Eliminar
  9. Si es que es verdad, lo que dicen las madres en la mayoría de los casos va a misa, y no me equivoco diciendo que en este caso tenía razón de modo que pobrecilla.
    Como siempre genial Francisco. un abrazo. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va a misa, sin duda, porque normalmente son sermones por llegar tarde o por no recoger la ropa o hacer tu cama.
      A la hora de la verdad las madres apuestan sobra seguro, pues ya conocen la vaina del asunto. Los hijos se equivocan siempre hagan lo que hagan, hasta a la hora de elegir pareja. Siempre será poco para su hijito o hijita.
      "Estudia más, que te juegas el futuro" es una frase muy trillada que en la sociedad en la que vivimos ya no te garantiza absoluta y tristemente nada.
      ¡Ay Teresa, vaya mundo estamos dejando!
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Muy buen uso de la ironía en esta sátira al poder político y judicial, que por desgracia ya no solo implica a un pais concreto o a una docena... No, se ha extendido como un virus a todo el planeta controlado por una élite despiadada.
    Nos reimos por no llorar de impotencia y otras cosas peores, pero así es la realidad y como buena terapia colectiva gracias a tu destreza con las letras, amigo Francisco, ha sido un gusto leerte de nuevo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en esta España nuestra el que no ríe desespera.
      En este caso ha sido solo un ejercicio de humor sarcástico y simplón para pasar un buen rato y olvidarnos de la cruda realidad que es para llorar muchas veces.
      Los ladrones campando por sus respetos y los honestos perseguidos.
      El mundo al revés, sin duda.
      Abrazos Consciencia y vida.

      Eliminar
  11. Irónico humor en tus letras, que ciertas. Ay!! Por qué no haremos más caso a mama. Besos Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las mamás siempre tienen razón aunque sea a largo plazo. Por eso tienen tantos títulos que las autorizan a opinar y aconsejar.
      La humorada nos salva de la depresión.
      Besos Marijose.

      Eliminar
  12. El relato es genial Francisco, es súper divertido :)
    Me reí la primera vez que lo leí y ahora de nuevo, me has arrancado otra carcajada.
    Un texto visual que ensombrece la realidad del pequeño.

    Todos debimos estudiar económicas para ser banqueros, bueno no, que tenemos consciencia.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si has pasado un buen rato he conseguido mi propósito, que no era otro que crear un esperpento de la realidad de la que no nos queda otro remedio que reírnos por no llorar, como ha dicho uno de los seguidores.
      El que maneja dinero y poder, maneja conceptos que no están ligados a la honradez.
      Besos Irene.

      Eliminar
  13. Hasta para robar hay que tener estudios, y amigos en la judicatura para que el veredicto sea benigno.
    La protagonista no tenía nada de eso y así le fue.
    Enhorabuena.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el error de la protagonista ha sido su ingenuidad y su simpleza.
      El que estudia lo hace para cultivarse a si mismo. Los hay que estudian el como engañar y llevarse la parte del león.
      Besos.

      Eliminar
  14. Creo que a tu heroína le faltó preparación y planificación y le sobró candidez y falta de objetividad, jajaja
    Un relato muy original y entretenido, pero nada superficial. Tiene más miga de lo que parece.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo creo, lo de que le faltó preparación a la protagonista. Es un personaje un tanto despendolado y absurdo. De esos hay muchos más de los que nos creemos, y es que cuando se pierde la cabeza se pierde el rumbo y uno hace cosas inesperadas para salir adelante.
      Como sigan apretando tuercas los de arriba, los de abajo saltarán como muelles, y entonces la broma será muy seria.
      Un abrazo y gracias por pasarte.

      Eliminar
  15. Pobre mujer. Desde pequeña que le ha ido mal, desatendiendo los consejos sabios de la mamá. Como dice el dicho: "Más sabe el diablo por viejo que por diablo". Aunque ojo, que la mamá la estaba alentando a robar. Así que no sé qué tan sabia sea jaja

    Saludos y saludes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que eligió un camino equivocado, o eso, o era rubia de las tontas, que también las hay muy listas ¿Eh?
      Los consejos de una madre siempre son acertados, somos los hijos los que debemos interpretarlos. Je,je.
      Saludos Julio.

      Eliminar
  16. ¡¡Soy #MuyFan de la Casualidad de llevar un bate en la mochila!! ¡¡Nunca se sabe cuando te puede venir bien!! Tal vez, algún día haya una lluvia de piñas y haya que batear ;P

    Nuestra querida Justicia, de estar tanto tiempo con los Ojos Vendados, ya no sabe distinguir cuando debe empuñar la Espada... Espero que, algún día, pueda recuperar su Verdadera Ceguera y cumplir su Misión...

    ¡Muy chuli!

    ¡Besitines! ;))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Campanilla.
      ¡Cómo me alegra leerte por aquí! Nuestra querida justicia ha sido prostituida por los poderosos y por los adinerados que pueden permitirse el comprar sus servicios. Es una lástima, pero es lo que hay.
      Habrá que quitarle la venda a la fuerza y echarle un colirio potente para que vuelva a ver a los que realmente debe defender de los de siempre.
      Soy de los que piensa que la violencia no es la mejor herramienta disuasoria, pero es que parece que no la están pidiendo a gritos.
      Recibe un beso guapa.

      Eliminar
  17. Muy ingenioso, Francisco. Creo que en cuestión de justicia, la igualdad en el rasero no se ha dado ni se dará nunca.
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre y cuando el poder supremo se venda al mejor postor, la justicia no tendrá nada que hacer.
      Gracias por dejarme tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...