lunes, 19 de junio de 2017

¿Fría venganza?





Sin beso de buenas noches, sin abrazo de bienvenida ni caricia de madrugada. Todo eso se acabó desde que me fuiste infiel.

Yo que ardía como brasa encendida de deseo por ti. Yo que me incendiaba cuando te presentía cerca de mi piel, tuve que aguantar que otra arrimara tu ascua a su sardina.

Pero aún te recuerdo cuando retiro con el badil las cenizas de la chimenea, como después de aquella última vez que te hice arder y no precisamente de pasión.

Echaste mucha leña al fuego con tu traición y esa fue la chispa que prendió mi paciencia, haciendo fraguar una tremenda venganza.


Derechos de autor: Francisco Moroz


28 comentarios:

  1. El fuego de la venganza es el único que puede equipararse al de la pasión. Me encantó Francisco.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David.
      El fuego purifica lo que quema. La pena es que también lo destruye.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Una venganza incendiaria, nunca mejor dicho. O sea, que de fría nada de nada, jeje
    La traición con traición se paga.
    Un abrazo, por su acaso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La venganza se sirve fría, o eso nos decían. pero en este caso es bien caliente y pasional.
      Un abrazo sin por si acaso. Te respeto.

      Eliminar
  3. Menuda venganza. Un fuego y no solo pasional. A veces hay que tener cuidado de no quemarse.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un límite para todo, o al menos debería haberlo, pues pueden resultar heridos los amantes por el fuego cruzado, y ser afectados por los daños colaterales.
      Besos.

      Eliminar
  4. La traición siempre duele pero algunos lo llevan muy mal. Tanta pasión ardiente se volvió en contra del amado y traidor.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La traición se paga. Una vez que enciendes una pasión en tu pareja es difícil apagar la llama de la posesión o ese sentido de "la pertenencia"
      Si te saltas las reglas lo pagas al igual que si tocas el fuego te quemas.
      Besos.

      Eliminar
  5. Si es que no se puede querer con tanta pasión e ir encendiendo tantos fuegos. Luego pasa lo que pasa y ardes enterito de amor, sobre todo si alimentas las llamas con el pábilo de la traición.
    Muy bueno, amigo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fidelidad es la que nos preserva de las llamas de la venganza. Tenemos que tener el corazón caliente y la mente fría, para saber a que nos enfrentaremos si cruzamos la línea roja que separa el amor del odio.
      Un beso fiel amiga.

      Eliminar
  6. Una pasión tan ardiente a veces quema y hace hacer lo que nunca debió pasar. Muy buen relato como todos los tuyos Francisco. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todas las actividades debemos ejercer un control sobre nuestros actos. Controlar los riesgos y valorar los daños que sufriremos. El que la hace la paga. En este caso el que ardió no se pudo apagar a tiempo y quedó reducido a las cenizas del olvido.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Venganza y odio, mucho odio Francisco.
    Qué olor a chamusquina, ;)

    Muy bueno micro con rima.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si huele sí. A veces no compensa ser tan pasional para después torear en otras plazas donde el toro te pilla seguro.
      No se lo que será peor si morir corneado o quemado con una relación.
      Besos querida amiga.

      Eliminar
  8. Hay que ver qué bien funciona y qué bien lo aplicas tú en tu relato el campo significativo del fuego cuando nos referimos a la pasión amorosa. Un relato incendiario que deja rescoldos de placer literario en los que lo hemos leído, Javier. Me ha gustado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grato y elaborado el comentario que me dejas.
      El fuego quema, purifica y destruye, de eso no nos cabe duda cuando lo comprobamos desde que nos enamoramos, nos vamos consumiendo en las llamas pasionales del deseo.
      Un abrazo amigo.

      Eliminar
  9. Menuda venganza uf.
    Un muy buen micro, que buenos son tus micros. un abrazo. TERE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amiga. Tú que me aprecias mucho, espero no decepcionarte.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Frío se queda uno, al leer este microrrelato.

    Saludos y saludes, Francisco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno no es tan malo que tengas esa sensación después de leerme, dada la época del año en la que estamos, con estas altas temperaturas que sufrimos. Casi que se agradece ¿No?
      Saludos Julio.

      Eliminar
  11. Tremenda desde luego fue la venganza, dicen que quién juega con fuego acaba quemándose.
    Admiro esa facilidad que tienes para resumir en tan pocas letras toda una historia que me puedo imaginar casi, entera. Estupendo aunque un poco siniestro jejeje.

    Abrazos, Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente esa es una frase juiciosa donde las haya. El fuego caliente, pero si te arrimas mucho te abrasas.
      La facilidad no es más que un entrenamiento forzado para poder participar con mis escritos en los retos que proponen en la radio.
      Gracias como siempre por tu lectura, tu comentario y tu cariño.
      Besos para ti.

      Eliminar
  12. De todo menos fría, desde luego. Me ha gustado mucho cómo has usado todos los símiles, y para ser un micro tiene mucha miga el relato.
    Un beso, Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la fuera ahorcan Chelo. Si no lo hago así no me aceptan el micro, y a base de escribir una y otra vez, te salen cositas curiosas.
      Un besos amiga, y te deseo un feliz descanso vacacional...No te quemes en la playa.
      Besos

      Eliminar
  13. Con razón dicen que no hay nada más peligroso que una mujer despechada. Del amor al odio solo hay un paso y si de vengarse se trata, peor cuando más amor.

    Muy bueno, Francisco. ¡Me gusta el toque macabro!

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre te gustó lo macabro y por eso me tranquiliza que te guste. Así evitaré que me consumas con tu despecho por no saber complacer tus deseos más textuales y morbosos. Je,je.
      Gracias por todo lo que me dices amiga.
      Un beso.
      Y feliz descanso veraniego.

      Eliminar
  14. Fría lo que se dice fría..., pero buenísima si que es. Como dicen el que juega con fuego termina quemado y que buena fogata de versos y pasión conseguiste con este magnifico microrrelato. Ahora que el viento se lleve las cenizas, por que me da que aquí eso de "donde hubo fuego cenizas quedan" no le va muy bien jajaja. Malvadilla soy.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ceniza es fría y la venganza en este caso se realizó en caliente hasta la consumación, perdón, hasta la consumición del afectado.
      Eres malvada y soplas y soplas para que dichas cenizas se aventen y no quede el mínimo recuerdo del marido infiel.Eres de las mías.
      Besos.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...