lunes, 19 de junio de 2017

¿Fría venganza?





Sin beso de buenas noches, sin abrazo de bienvenida ni caricia de madrugada. Todo eso se acabó desde que me fuiste infiel.

Yo que ardía como brasa encendida de deseo por ti. Yo que me incendiaba cuando te presentía cerca de mi piel, tuve que aguantar que otra arrimara tu ascua a su sardina.

Pero aún te recuerdo cuando retiro con el badil las cenizas de la chimenea, como después de aquella última vez que te hice arder y no precisamente de pasión.

Echaste mucha leña al fuego con tu traición y esa fue la chispa que prendió mi paciencia, haciendo fraguar una tremenda venganza.


Derechos de autor: Francisco Moroz


11 comentarios:

  1. El fuego de la venganza es el único que puede equipararse al de la pasión. Me encantó Francisco.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Una venganza incendiaria, nunca mejor dicho. O sea, que de fría nada de nada, jeje
    La traición con traición se paga.
    Un abrazo, por su acaso :)

    ResponderEliminar
  3. Menuda venganza. Un fuego y no solo pasional. A veces hay que tener cuidado de no quemarse.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
  4. La traición siempre duele pero algunos lo llevan muy mal. Tanta pasión ardiente se volvió en contra del amado y traidor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Si es que no se puede querer con tanta pasión e ir encendiendo tantos fuegos. Luego pasa lo que pasa y ardes enterito de amor, sobre todo si alimentas las llamas con el pábilo de la traición.
    Muy bueno, amigo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Una pasión tan ardiente a veces quema y hace hacer lo que nunca debió pasar. Muy buen relato como todos los tuyos Francisco. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Venganza y odio, mucho odio Francisco.
    Qué olor a chamusquina, ;)

    Muy bueno micro con rima.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Hay que ver qué bien funciona y qué bien lo aplicas tú en tu relato el campo significativo del fuego cuando nos referimos a la pasión amorosa. Un relato incendiario que deja rescoldos de placer literario en los que lo hemos leído, Javier. Me ha gustado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Menuda venganza uf.
    Un muy buen micro, que buenos son tus micros. un abrazo. TERE

    ResponderEliminar
  10. Frío se queda uno, al leer este microrrelato.

    Saludos y saludes, Francisco!

    ResponderEliminar
  11. Tremenda desde luego fue la venganza, dicen que quién juega con fuego acaba quemándose.
    Admiro esa facilidad que tienes para resumir en tan pocas letras toda una historia que me puedo imaginar casi, entera. Estupendo aunque un poco siniestro jejeje.

    Abrazos, Francisco.

    ResponderEliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...