sábado, 13 de julio de 2019

Literariamente literal





Yo no la he escrito –dijo el autor de la nota que halló el profesor en uno de los cajones de su escritorio.

Reconocerlo hubiera supuesto el escarnio por parte de todos los compañeros de aula, y él no estaba dispuesto a quedar en entredicho. Su vergüenza ante ciertos sentimientos lo podían hacer vulnerable a ojos de los demás. 

No sería capaz de soportar ni las burlas ni los insultos que sobrevendrían por causa de un arrebato emocional que le había llevado de manera impulsiva, a declarar su amor de manera tan literal.

Derechos de autor: Francisco Moroz



9 comentarios:

  1. Es cierto, Francisco, que se pasa bastante mal cuando te pillan en esas circunstancias y me has hecho evocar situaciones parecidas cuando estudiaba en el instituto, donde además todavía no había superado mi timidez.
    Un romántico microrrelato que me transportó al pasado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién no se ha enamorado de una adulto siendo joven? Porque es en la edad adolescente cuando a los chavales y chavalas les suele llamar la atención ciertas personas, que por su físico o por su carismática presencia o personalidad se hacen atractivas a a sus ojos.
      Un abrazo Estrella.

      Eliminar
  2. Una vez hecho, debía haber asumido las consecuancias de ese acto, pero ya se sabe que a veces nos dejamos llevar por un arrebato y luego no podemos volver atrás. Pero ¿acaso ese arrebato no fue motivado por un sentimiento verdadero? Solo espero que el profesor sea indulgente y comprensivo. Quién sabe si al final el autor de la nota es correspondido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que el profesor es indulgente y sabio al administra las emociones desbordadas. Pero aunque el autor-a asuma su responsabilidad ante él, enfrentarse a la burla del resto de compañeros no creo que sea tan asumible.
      Otro abrazo para ti, compañero.

      Eliminar
  3. Y esas cosas no se ven mucho ahora, hoy se mandan mensajes de texto y se declaran por facebook o instagram. La idea de guardar notitas en una cajita de cartón con pequeños detalles románticos está desapareciendo. Ahora tenemos una carpeta en el móvil donde guardamos capturas de pantalla je je je

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es a la antigua usanza, donde había un poquito más de misterio y emoción al declarar ciertos sentimientos espontáneos. En la actualidad con las nuevas tecnologías se ha desvirtuado un tanto todo eso.
      Esos pequeños detalles románticos son muy importantes y necesarios. Nos hace humanos.
      Gracias por tu comentario Fany.
      Besos

      Eliminar
  4. Me encantó, Francisco. Es curioso cómo nos produce más vergüenza mostrar nuestros sentimientos buenos que mostrar nuestras bajezas. Quizá porque percibimos debilidad, donde deberíamos ver grandeza. Cien palabras que muestran una sensación universal. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad lo que dices. Nos avergonzamos menos de lo malo que de lo bueno. somos así de imbéciles compañero. Una sociedad que premia y aplaude a los mediocres en vez de a los que son capaces de mostrarse como lo que son, seres sensibles.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Encontrar una nota con una declaración es un acto de amor a la antigua usanza. Era romántico poder leer esas notas. A mi me enviaba muchas mi novio, hoy mi marido. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...