sábado, 31 de octubre de 2020

El reencuentro


 Me hacen entrar en mi nuevo hogar, es más grande y luminoso. No es el mismo caserón en el que nací; del que me rescataron la noche del incendio. Viene a mi memoria la sensación de calor, la imagen de las llamas que me rodeaban y el ahogo mientras el humo invadía mis pulmones. El olor a carne quemada y el insoportable dolor.

Se que perdí el conocimiento y cuando desperté solo sentía una sensación de abandono.

Solo ellos me vieron y se acercaron a mí. Me sonrieron, me cogieron de la mano para llevarme de nuevo a casa. Los reconocí de inmediato; como no hacerlo; eran mis padres que habían muerto hacía dos años en un accidente de tráfico. De nuevo volvíamos a estar juntos.


Derechos de autor: Francisco Moroz

10 comentarios:

  1. Hola Francisco, el desenlace de tu escrito me ha puesto los pelos de punta y llenado de tristeza.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. El micro que has escrito es muy apropiado para estos días tan llenos de tristeza y donde recordamos a nuestros seres queridos que ya no están con nosotros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. He pensado lo m ismo que Tere: apropiadísimo para estas fechas. Pero veo que el hijo no es que recuerde a sus padres, sino que como bien reza el título se reencuentra con ellos desaparecidos diez años ha. Triste, muy triste, y desde luego premonitorio sin duda alguna si salvamos el límite temporal.
    Buenos días y muy buen finde, amigo

    ResponderEliminar
  4. Como reza el título de la novela que estoy leyendo de Pierre Lemaitre: Nos vemos allá arriba. Ojalá fuera cierto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Triste y muy adecuado para las fechas en las que nos encontramos llenas de difuntos, ánimas y fantasmas varios. Además resulta tierno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. perfecta entrada para la vida del hoy que vivimos
    corta
    simple
    real
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Sigue siendo un final feliz, a pesar de todo.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Una historia muy propia de estas fechas. Menuda desgracias pero, al fin y al cabo, la cosa no terminó tan mal.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Jo, no sabría decir si el micro me dejó un mal o un buen sabor de boca. Una tragedia que pone fin a una vida, pero que da inicio a otra en la que podamos vivir en paz y felicidad con nuestros seres queridos. Estupendo micro, Francisco. Un abrazo!!

    ResponderEliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...