martes, 9 de abril de 2019

Strange in the night





Me quedé dormido hilvanando constelaciones y no le vi llegar.
Desperté cuando estaba a mi lado soltando una tras otra palabras ininteligibles en un idioma desconocido, mientras me mostraba un dedo inflamado.

Intuía una urgencia en su voz, una demanda perentoria, parecía tener prisa por obtener una respuesta adecuada a su necesidad para salir corriendo en busca de lo que necesitaba. Aunque siendo tan paticorto no creí que llegara a tiempo a ninguna parte.



Debí de volver a quedarme dormido, pues cuando me despabilé, solo recordaba su extraña apariencia y esa voz como distorsionada diciéndome de manera obsesiva: “Teléfono, mi casa”.



Derechos de autor: Francisco Moroz


10 comentarios:

  1. Creo que es uno de los personajes más tiernos del cine. Mira que no me gustan demasiado las películas de ciencia ficción ni las protagonizadas por niños, pero es que esta creó un personaje impagable.
    Precioso relato.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ay, cómo me gustaría que me visitara a mí E.T. Aunque iba a tener un problema porque ni tengo bicicleta ni mucho menos una que vuele.
    Tierno relato.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Pobrecito. Y tuvo que marcharse sin que nadie le diera la mano, jeje. A veces, los extraños son los más amigables.
    Un hermoso cuento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Oh, Javier, qué bonito recuerdo has conseguido derpertar en mí. Es un personaje entrañable. Muchas gracias por tu relato.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Nos recuerda a E.T. pero también, por el nombre de la entrada, a Frank Sinatra. ¿A qué no? Jaja
    Te dejo un abrazo, Francisco.

    ResponderEliminar
  6. Un placer conocerte.Escribes corto y al grano abrazo

    ResponderEliminar
  7. jajaja qué grande ET y mi casa, lo qué lloré con la película.
    Hoy desde el primer momento de tu micro me ha venido ET a la cabeza.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Qué bonito y que evocación a E.T. Muy tierno. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Me has recordado sin duda a la gran película de Spielberg, E.T.
    La he visto en dos ocasiones, una en cine, y otra con mi hijo cuando era pequeño y las dos veces te puedo asegurar que me emociono, y mira que Spielberg después ha hecho cosas buenas pero como esa ninguna.
    Gran relato Francisco, Enhorabuena
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Qué lindo recuerdo nos traes, Francisco. ET marcó una época, no solo por la temática sino por la calidad de la película y la forma en que tocó las emociones, cómo me hizo llorar!
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...